Tips para tener una piel facial sana y de aspecto joven

El paso del tiempo es inevitable, y con ello nuestro cutis también va sufriendo el paso de los años. Poco a poco la piel facial va perdiendo brillo natural, firmeza, elasticidad y tiene un aspecto cada vez más opaco, ya que no producimos tantos aceites naturales y algunos factores externos como el sol, el acné o la sequedad hacen que notemos un cutis más envejecido.

Lo cierto es que aunque somos conscientes de ello, a veces no disponemos de presupuesto suficiente para dedicarle los cuidados que debería, o a veces llenamos las estanterías de numerosos productos que poco sabemos acerca de cómo utilizarlos, abandonándolos en el baño a los pocos días.

Aquí tienes algunos tips básicos para que recuperes el brillo natural del cutis, lo mantengas hidratado y retrases las señales del envejecimiento sin gastar demasiado dinero.

Conoce tu piel y aplica estos consejos

Ante todo debes conocer qué tipo de piel tienes, porque de eso va a depender los productos que debes utilizar, pues no será lo mismo una piel seca, sensible, normal, grasa o mixta. Aún así, el procedimiento suele ser el mismo para todo tipo de pieles. Acude al dermatólogo si no sabes con certeza el tipo de piel que tienes y así podrás saber qué productos son los que te benefician.

La clave para lucir una piel radiante no es gastarse fortunas en cosméticos, sino acostumbrarte a darle unos cuidados básicos diarios, nada más.

Una de las cosas más importantes que debes hacer y mantener “a rajatabla” es limpiar el cutis antes de acostarte. Esto es fundamental para que la piel pueda oxigenarse mientras duermes, ya que una piel limpia está libre de maquillaje y suciedad. Después de limpiar la cara con una crema limpiadora, lávatela con abundante agua tibia y aplícate una loción o una crema que contenga retinol.

Por la mañana tendrás que volverte a lavar la cara y nutrirla con una crema hidratante. Con ello se consigue que tu rostro esté luminoso y además previenes las temidas arrugas. Además de hidratarla, sería conveniente que la protejas del sol durante todos los meses de año con una crema de fotoprotección solar de al menos 30.

Además de esto, hazte una mascarilla facial por semana, que no tienes por qué comprarla, sino que puedes hacértela tú misma. Un ejemplo sería preparar una máscara de yogur con una cucharada de este ingrediente, una de miel caliente, 15 gotas de limón y una cucharada de actimel. Debes dejarla una hora y retirar con abundante agua. También puedes preparala con una infusión de manzanilla, 1 cucharada de miel y dos de harina de avena y aplicarla durante 20 minutos.

Finalmente, ten en cuenta que una alimentación sana es fundamental para lucir una piel espectacular, así como beber al menos dos litros de agua al día y evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *